Matsuzaki, tierra natal de "Sakuraba"
"Sakuramochi", pastel de arroz envuelto en hoja de cerezo, que desde el Período Edo ha tenido y sigue teniendo la popularidad como el dulce tradicional japonés que anuncia la llegada de primavera.
"Sakuraba" es el producto de las hojas de cerezo en salazón cuyo sabor y aroma rico son los elementos imprescindibles para Sakuramochi. Izu Matsuzaki está ubicado casi en el centro de Japón y es el área principal de producción de este "Sakuraba". La producción de las hojas de cerezo ocupa el 70% de la producción total del país.Para las hojas en salazón se utiliza Oshima zakura (Prunus speciosa) que contiene una gran cantidad del componente de fragancia única "cumarina" y es una variedad especial para cosechar las hojas y difiere de Somei Yoshino (Prunus x yedoensis), variedad para apreciar las flores. En Izu Matsuzaki desde los primeros años de la Era Showa comenzó a cosechar las hojas de cerezo silvestre y en la década de los años 30 de Era Showa (1955-1965) se inició el cultivo de campo a gran escala. Cada año, en la temporada de cosecha y tareas en salazón de las hojas ce cerezo, de mayo a septiembre, todo el pueblo se encuentra envuelto en el dulce aroma de las hojas de cerezo.


Pasos de elaboración de "Sakuraba"
A principios de mayo comienza la temporada de cosecha,
recogiendo a mano las hojas crecidas una por una con cuidado.
Las hojas cosechadas se clasifican de acuerdo al tamaño y se atan en manojos de 50 hojas.
En el área de Izu Matsuzaki, a esta tarea se le denomina “maruke”.
En un barril se van colocando los manojos de hojas de cerezo en forma concéntrica,se espolvorean con sal sobre ellos y se repite este proceso hasta llenar el barril.
Esto es el método tradicional de fabricación y se lleva a cabo la salazón en el mismo día de la cosecha para mantener la frescura.
Antes se usaba los barriles de cedro de 30 koku (Se trata del barril gigante cuya dimensión es de 2m de diámetro y 2m de altura. Un koku equivale a 180 litros aproximadamente.) y en un barril se conservaba en salazón un total de 40.000 manojos, o sea, 2 millones de hojas de cerezo.
Al llenar el barril con las hojas, encima de la tapa se colocan unas piedras de peso y así lo guardan durante unos 6 meses.
Cuando las hojas de cerezo tomen un hermoso color carey y lleven un aroma propio, ya están hechas las hojas de cerezo en salazón.
Se meten en bolsas de envase al vacío y los guardan en una lata de conserva de 18 litros para el envío.

"Sakuraba" que se extiende al mundo
El aroma único y el sabor salado de "Sakuraba" combinan muy bien con diversos alimentos e ingredientes. En Japón, aparte de Sakuramochi, las hojas de cerezo se utilizan para soba (fideos de alforfón), yokan (pasta de judías dulce y gelatinosa), pan, pastel, galleta, helado y hasta los platos típicos de estilo japonés como bola de arroz, tempura, etc. También se usan para los platos de queso o jamón crudo y se consumen como infusión.En estos últimos años ha aumentado el volumen de exportación a Brasil, Italia, Francia y EE.UU. y se ofrecen varios platos nuevos de "Sakuraba", como platos de colaboración con las diferentes cocinas de cada país, no solamente los dulces sino también los platos de carne, pescado y verduras.

Municipio de Matsuzaki

Asociación de Turismo de Matsuzaki http://izumatsuzakinet.com


Monte Fuji visto desde el Municipio Matsuzaki


Calle Namakokabe


Bancal (tanada) de Ishibu